10 y 1/2 Norte #760
Viña del Mar

Horario de atención

Lunes a Viernes

08:30 a 13:30 Hrs. 15:00 a 21:00 Hrs.

Sábados y Domingos

Cerrado.

Medicina Biorreguladora o Funcional

Es una corriente terapéutica de gran auge en el mundo desarrollado, que toma como base la medicina convencional, con sus innegables beneficios y avances científicos como tecnológicos, trabajando profundamente en el diagnóstico y en la terapéutica de las diferentes disfunciones y enfermedades que aquejan al ser humano, con un profundo compromiso de trabajo en forma integral y natural. El ser humano dentro de su estado de salud normalmente es clasificado como una persona sana o enferma, donde la Medicina Biorreguladora se preocupa de detectar, diagnosticar y tratar estos estados, dando gran relevancia a la terapéutica en las situaciones intermedias (disfuncionales), con intervenciones preventivas.

En la Medicina Biorreguladora complementamos nuestro quehacer con la visión médica tradicional, utilizando tratamientos naturales que permitan restablecer y promover el equilibrio en la salud evitando los efectos secundarios conocidos de la terapéutica con medicamentos químicos de origen sintético. La Medicina Biorreguladora busca el equilibrio biológico de cada organismo, poniendo particular énfasis en estimular la propia capacidad biorreguladora que tiene el organismo de cada persona, optimizando las intervenciones terapéuticas en las diversas enfermedades y disfunciones.

 

No se enfoca solamente en la enfermedad, sino que descubre y trata estados disfuncionales que son la antesala de potenciales enfermedades viendo a cada paciente como un ser único que requiere un tratamiento individualizado, entendiendo que cada sistema y cada órgano es importante, los cuales se interrelacionan permanentemente formando parte de un todo, que involucra cuerpo, mente y entorno social.

El enfoque integrativo de la Medicina Biorreguladora ayuda a prevenir la aparición de enfermedades crónicas y degenerativas a través de intervenciones  sin efectos secundarios peligrosos y mediante orientaciones generales y particulares.

Frente a un diagnóstico el tratante evalúa todas las dimensiones del paciente, sus disfunciones y desequilibrios fisiológicos, proponiendo un tratamiento a corto, mediano y largo plazo que permita al paciente disminuir su sintomatología, pero más importante aún, generar un cambio real y profundo para evitar la progresión de su cuadro y la aparición de otros problemas. Para lograr estos resultados se hace énfasis en una nutrición biológica (focalizada en la calidad nutricional, no siendo relevante las calorías de los alimentos), actividad física dirigida y protegida y el desarrollo armónico de aspectos psicológicos y espirituales.

 

Así mismo utilizamos disciplinas complementarias como la Homeopatía, Homotoxicología, Nutrición, Biopuntura, Terapia Neural, Ozonoterapia, Tratamiento Metamérico, Quiropraxia y Kinesiología entre otras. Todas estas Disciplinas naturales permiten estimular al organismo para que mediante mecanismos propios, se restablezca su estado de salud y equilibrio fisiológico.

En la parte diagnostica es de gran valor la utilización de todas las evaluaciones clásicas, así como todo tipo de examen de laboratorio y de Imagenología de la medicina convencional. En la Medicina Biorreguladora utilizamos ciertos equipos de medición fisiológica como son la Bioresonancia y el Test de Intolerancias Alimenticias, el Test de Bradford, que nos entregan valiosa información de su estado de salud, lo cual tiene gran utilidad en la planificación de su terapéutica Biorreguladora.

De estos exámenes Biorreguladores puede informarse pinchando en el menú “Laboratorio  Biorregulador”, donde podrá informarse de los exámenes mencionados, también contamos con el Laboratorio de Quiropraxia y Movimiento, donde tenemos  el Escaner de Pie 3D, el Baroposturómetro,  el Escaner de Columna por Termografia y el Spine Mouse, que realizamos en nuestra Clínica,  sin costo extra para usted.

En la Medicina Biorreguladora la relación tratante-paciente es fundamental, constituyéndose en el eje central de la terapéutica. La confianza y respeto mutuo es la piedra angular del tratamiento indicado. Es por eso que una consulta de este tipo es más extensa que una consulta habitual, pues nos tomamos el tiempo necesario para conocer al paciente, su historia y aspectos importantes de su vida. Solo de esta manera lograremos llegar a un diagnóstico acertado y a un tratamiento exitoso.